miércoles, 11 de enero de 2017

Aprendiendo a hacer juegos con la historia de las consolas: NES (parte I)

Después de hacer un pequeño juego de tirar penaltis con aspecto de Atari 2600, vamos a avanzar unos añitos para encontrarnos con la que fue la primera consola que compré en casa y de la que más años pude disfrutar (básicamente debido a que nunca quisieron comprarme la Super Nes, ni la Nintendo 64), la NES de Nintendo.


 Según Wikipedia y otras fuentes, esta consola de 8 bits se empezó a comercializar en Japón en 1985, pero llegó a Europa entre el 1986 y 1987 (No recuerdo cuando compré la mía, pero tendría 7 u 8 años).

La Nintendo Entertainment System además, fue una consola a la que muchos tenemos un cariño especial. Nos hizo disfrutar de cientos de títulos fantásticos que vivimos en una época en la que no era sencillo comprar juegos pero podíamos alquilarlos para jugar uno distinto cada semana y también, fue la que nos hizo coger un papel y un lápiz y soñar con diseñar y crear juegos algún día.

En lo técnico como siempre, en las consolas había algunas diferencias entre la versión PAL y la NTSC, pero entre las diversas fuentes de internet que he visto he sacado unas características sobre color y resolución que, tal y como hicimos en los anteriores post y el juego de Atari, vamos a tomar como referencia para el ejemplo que crearemos para la NES.

La resolución que manejaremos en este caso es de 256x224 (aunque tenía 256x240, parece ser que algunas cosas quedaban fuera en muchos televisores) y usaremos una paleta de 52 colores, pero en pantalla solo podremos poner 16, siendo 4 únicamente posibles para un Sprite (realmente 3, ya que uno es transparente, pero se puede jugar con él a veces). Solo podemos tener 25 colores distintos por línea horizontal (aunque en esto no nos fijaremos mucho esta vez por comodidad) y además podemos usar hasta 64 sprites en pantalla.

Dejo enlace de una de las fuentes más útiles consultadas:

https://museodelvideojuego.wordpress.com/2008/02/27/ficha-tecnica-de-nes-nintendo-entertainment-system/

Y una vez que tenemos unos datos aproximados para hacer un juego que luzca como los de la vieja y querida máquina de Nintendo, seguiremos el mismo proceso de practicar nuestro pixel art copiando la parte gráfica de algún título de la consola original.


Como ya comenté con Atari, podemos usar cualquier software para crear gráficos, pero resulta muy útil poder tener abierta la misma ventana dos veces para ver el resultado a tamaño grande y su versión al tamaño original. Así según vamos añadiendo pixels en grande comprobamos si resultará un buen sprite en la versión reducida. No olvidemos que trabajaremos con solo tamaños muy reducidos de resolución máxima y no conviene dejarse la vista pintando algo tan pequeño, ni perder detalle por tenerlo siempre ampliado.

Con la copia nos iremos fijando en “técnicas” usadas por los profesionales que crearon los sprites como el uso de contornos negros en algunos casos o el evitarlos (la experiencia nos dirá cuando es mejor usarlos) y los degradados de color mediante punteado o ditherin (ya que con la limitación de 4 colores por sprite no podemos hacer degradados de otra forma).

Iremos también a ir introduciendo nuevos conceptos que no usamos antes en la creación de nuestro primer juego, los tiles para crear el nivel “a trozos” y los Sprites sheets que contendrán las animaciones de nuestros personajes.

 Con todo esto estamos preparándonos para crear en próximas entregas nuestros primeros gráficos estilo NES y aprendiendo el por qué y el cómo de las técnicas que hemos estado observando mientras imitábamos.

Recodad también que si el color de fondo molesta porque se confunde con alguno de los del sprite en el que trabajamos (por ejemplo porque el fondo es blanco y partes del sprite también), si pintamos en capas podemos tintar fácilmente el fondo de otro color que se distinga bien.

Volveremos con más información de todo esto en próximas entradas del Blog, ya que necesito tiempo para pensar que proyecto vamos a crear. (Aunque más o menos tengo una idea).

Pero antes de irme no quiero olvidar comentar el reciente lanzamiento de una versión mini y actualizada de esta consola que trae 30 de sus mejores juegos preinstalados y que, a día de hoy, está agotada en todas las tiendas. Una forma de volver a disfrutar de los clásicos y su sencillo mando rectangular que tenía los botones justitos. Aunque hay otras. (Consola virtual, o sacar del armario nuestra vieja NES original y soplar algún cartucho hasta hacer que funcione).

No hay comentarios:

Publicar un comentario