miércoles, 21 de noviembre de 2012

Diseño de juegos - Generos: Plataformas

El personaje de un juego de plataformas, como su propio nombre indica, suele correr y saltar de plataforma en plataforma de manera que se enfrenta a unos enemigos y avanza hacia su objetivo final.

Este tipo de juegos se fueron complicando cada vez más, de modo que, además de correr y saltar, actualmente también se camina, se escala, se superan obstáculos cada vez más variados…

Generalmente a los plataformas se les suele añadir un gameplay extra que haga más variadas las acciones y que, de paso, les permita diferenciarse de la competencia. Por ejemplo, suele ser clásica la búsqueda de items ocultos o la necesidad de recoger un número concreto de ellos repartidos por todo el nivel para poder seguir avanzando. Y es que además, este género utiliza mucho el concepto de nivel tal y como lo hemos conocido siempre, es decir, superar uno para avanzar hasta el siguiente, en ocasiones con posibilidad de elegir entre varias opciones para que no se haga excesivamente lineal.


Los enemigos de final de fase también son muy comunes en este tipo de juegos. En ellos se nos plantea un reto que superar usando los recursos y acciones obtenidas y aprendidas durante el resto de la partida. Si al principio aprendimos un salto especial para matar a cierto tipo de enemigos, suele ser comun que haya que usarlo de alguna forma u otra para superar al boss de final de fase. Una vez superado este, se suele recomendar premiar al jugador y, si la intensidad ha subido demasiado, calmarla con un nivel sencillo y tranquilo bajo el agua o similar.


¿Cómo podemos premiar al jugador? Una tienda o una fase de bonus donde conseguir vidas extra o items suele ser habitual. Lo que nos lleva a otra cosa típica: El jugador suele fallar habitualmente durante su aventura y matar a su personaje en muchas ocasiones, por lo que es común proporcionarle varias vidas o una cantidad de energía disponible que le ayude a cumplir los objetivos del prota, cuya historia, puede ser muy variable, pero casi siempre sucede en mundos de fantasía alejados de la realidad que conocemos.

Otra cosa a destacar de este género es que a día de hoy se puede diferenciar entre plataformas 2D, cuyo avance es lateral y se nos permite movernos solo arriba o abajo (eje x o eje y); plataformas 3D, donde nos movemos en 3 dimensiones y en los cuales el avance es hacia la profundidad de la pantalla; y los plataformas 2.5D, donde se mezclan los dos anteriores, permitiéndonos movimientos limitados, normalmente a dos dimensiones, pero en una vista tridimensional.



Ejemplos de juegos de plataformas son los clásicos juegos de Super Mario, Sonic, o, por nombrar uno actual y que me encanta, Mutant Mudds.

2 comentarios:

  1. es interesante lo que dices porque ultimamente los juegos indie que pueden ser considerados plataformas estan teniendo ideas revolucionarias en las que el concepto topico "mario" se esta diluyendo y vemos nuevas formas de plataformas.
    Yo de hecho tenia una idea de plataforma isometrica, espero pornerla en practica cuando este algo mas curtido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me han gustado detalles que han surgido ultimamente en los plataformas como el poder jugar en los planos del fondo (creo que el primero que lo hizo fue Paper Mario).

      Los juegos indie se estan currando muchas innovaciones en ese sentido.

      A ver si sale bien tu idea y podemos echar una partidita :P

      Eliminar