sábado, 16 de marzo de 2013

Opinión: Invasores

Hoy lo que voy a escribir es un artículo de opinion, después de los últimos acontecimientos que he ido viviendo despues de la presentación de la PlayStation 4, y es que hay varias cosas en la evolución de la industría del videojuego que no me estan gustando nada y que, con la actitud de la mayoría de usuarios, parecen imparables.

En primer lugar hablo de la intrusión de la industría del cine en la del videojuego. Son aquellas personas y empresas a las que yo llamo invasores y que, en la mayoría de los casos, vienen atraidos por el dinero. Personas dedicadas al desarrollo de juegos hablan de que el futuro de estos está en parecerse cada vez más al cine y van por ese camino haciendo cada vez mejores gráficos y más “realistas”, pero restando originalidad y, lo que es más importante, interactividad y diversión, que son el verdadero alma de los videojuegos. En mi opinión es como si dijeran que la evolución de los libros es acabar conviertiendose en televisión, cuando son dos medios MUY diferentes.

La industría del cine es muy cerrada y es verdaderamente dificil entrar en ella. Se requieren contactos y suerte (a veces se entra con talento, es cierto, pero también se requiere suerte para que te “descubran”). Poco a poco se está convirtiendo al mundillo que tanto nos gusta en “Hollywood 2”, donde para doblar el último proyecto de tal compañía hay que ser actor de doblaje de películas, se empiezan a contratar músicos autores de bandas sonoras en muchos filmes y hasta “escanean” y llenan de sensores a actores para que aparezcan en 3D dentro de nuestros juegos favoritos. Es una invasión en toda regla que, además, ha dejado a lo Indie en una especie de Serie B donde muchos apasionados aun encontramos verdaderas joyas sin dejar, eso si, de sentirnos un poco Frikys, o como si solo vieramos pelis de los sabados por la tarde en Antena 3.



Mientras que por un lado nuestros amados píxeles y polígonos limitados nos reconquistan (en lo indie se esta poniendo de moda el pixelart), los juegos en las tiendas son cada vez más caros y muestran más detalle en las partículas y las marcas en la piel de los personajes como si eso fuera lo que ayuda realmente a la inmersión del jugador.

Las grandes empresas empiezan a tener el poder por que solo ellas tienen el dinero para crear superproducciones cada vez más caras (que en las tiendas también les salen más caras a los usuarios), se necesita más personal para trabajar en menos parte del desarrollo dentro de un proyecto (grafistas pintando solo ruedas, programadores dedicados a solo una parte de una parte de un menú…), y se bombardea a los jugadores con cada vez más contenido coleccionable que en realidad no proporciona horas de juego, si no una navegación por pantallas y pantallas de menus que en ocasiones se parece bastante a perder el tiempo viendo trofeos sin más.

Se empieza a buscar dinero en todo. Niveles, personajes, circuitos o coches extra… Y también se empieza a notar (aunque siempre la hubo) la manipulación en los medios de comunicación especializados donde se presiona para conseguir notas altas o se forman grupos de intereses para obtener ventajas frente a la competencia.

Por ejemplo, esta semana me encontré un estudio que decía que para ser jugador hardcore hay que pasar al menos cinco horas a la semana jugando con títulos de género tradicional, en las plataformas PS3, Xbox360, PC y Mac, es decir, que si juegas al Call of Duty, por ejemplo, en Wii, no eres hardcore, pero si juegas en Xbox si, y luego me encuentro con grupos de discusión que dicen que Wii U no es consola de nueva generación por que tiene menos potencia que PS4, cuando es sabido por todos que una generación es un grupo de consolas que conviven en el tiempo. Pero bueno, parece que lo que no gusta simplemente se menosprecia y no se piensa en las novedades que se aporta a la jugabilidad, ahora solo importa la imagen, el aspecto, más polígonos, más partículas y motores mejorados que hagan que se pueda apreciar las células epiteliales de los personajes. La diversión parece haber pasado a un segundo plano.


Se aprecia todo lo que comento en los anuncios de televisión de las últimas novedades donde apenas se muestra un Gameplay claro del título. Todo son cámaras cercanas, planos de cine con acción a raudales donde el control no está en manos del jugador y el poder de decisión que este tiene puede ser solo un “pulsa el botón cuando el juego te lo indique”. Realmente si se piensa como serían grandes los juegos de antes en esta generación, nos vienen a la mente imágenes verdaderamente absurdas y la sensación de que todo aquello que los hacía divertidos no estaría o acabaría perdido entre horas y horas de escenas animadas.

Por otro lado, la parte buena es que las mejoras tecnológicas han contribuido a la aparición de grandes y carismáticos personajes que pasarán a la historia y nos evocaran recuerdos de horas de diversión a todos nosotros cuando los recordemos en el futuro. Además, a muchos nos servirán de inspiración para crear nuevas historias. Es esta una parte buena que, sin embargo, de continuar la invasión de actores y directores de cine, se acabará convirtiendo en un personaje con la misma cara (la del actor o actriz famosos de turno) en 30 o 40 juegos diferentes.

En fin, supongo que a pesar de todo, la pasión que sentimos algunos por los videojuegos nos hará caer en las garras de esta “corporación” que se esta formando y, como acabaremos siendo infelices apareciendo como un engranaje más en una cadena de montaje formada por miles de personas para la creación de un producto repetitivo y basado en tendencias de un mercado, cuando ganemos suficiente dinero pasaremos a segunda división creando nuestros propios estudios y disfrutando del verdadero alma de este tipo de medios. Solo hay que ver la tendencia actual donde muchos genios huyen hacia lo Indie o compañías pequeñas, donde pueden crear aquello en lo que realmente creen, aunque muchos fracasen en su intento o terminen siendo “reabsorbidos” por las grandes y poderosas empresas que pronto tendrán el control de las dos industrias hermanas (pero no gemelas), el cine y los videojuegos. 

2 comentarios:

  1. Amén.
    Estoy de acuerdo en prácticamente todo. La inmensa mayoría de juegos de Play3 usan ese método de "pulsa cuando te lo diga"... castlevania me decepcionó mucho por eso, por ejemplo.
    Dberían hacerselo mirar. Preguntarse porque muchos usuarios como yo, tienen instalado en sus ordenadores el baldurs gate, el blade runner, e incluso a veces el civilization y el pc futbol 7... porque incluso habiéndolos jugado y rejugado cientos de veces, me ofrecen algo que las arrugas de la cara de Willem Dafoe no puede ofrecerme.
    Un saludo. Asensio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que adaptarse a lo que hay, todo puede tener su parte positiva, pero yo echo de menos tiempos mejores y vivo pensando que esto va a acabar "petando" por algún lado. En fin...

      Eliminar