miércoles, 24 de enero de 2018

Juegos que me influyeron como desarrollador: Tomb Raider

Siempre he visto luces y sombras a la hora de recordar esta saga que (y esto me hace sentir algo viejo) vi nacer. Viví todo el fenómeno que supuso el primer título y pude jugarlo en sus primeros momentos. Algo sorprendente en mí: aun recuerdo lo que supuso.

Tomb Raider no era un juego excepcionalmente divertido, pero era un buen juego que habría funcionado bien en ventas y crítica, sin embargo fue más allá y se convirtió en un autentico tsunami en la prensa (especializada o no), e incluso aparecía habitualmente en conversaciones de la gente que no seguía la cultura del ocio electrónico, debido todo a una campaña de marketing centrada en su protagonista: Lara Croft.


Lara se presentó como una mujer aventurera y fuerte en el juego, aunque aún tenía curvas imposibles, que debido a los polígonos eran bastante rectas, era ligeramente distinta a la chica de grandes atributos e hipersexualizada que aparecía en las imágenes publicitarias. Aquello fue una campaña orientada claramente al público masculino que en aquella época éramos los mayores consumidores de videojuegos. Sin embargo (y creo que esto fue inesperado para los distribuidores del título), el hecho de que durante toda la partida hubiera un avatar femenino atrajo también a muchas mujeres que por fin se sintieron identificadas con la protagonista. Fue de este modo como nació un fenómeno. 






¿Pero no había antes avatares femeninos?

Por supuesto que sí, y algunos tan importantes como Samus que también era protagonista y guerrera, pero como iba tapada por un poderoso traje y Nintendo no la explotó del mismo modo que se hizo con Lara, nunca se hizo tan viral, así que no llegó a oídos de quienes no jugaban habitualmente. Y es que hablando con alguna conocida he oído varias veces eso de “a mi es que no me gustaban los juegos, pero veía como jugaba algún amigo o familiar y cuando observé una partida de Tomb Raider me llamó la atención y me animé a coger el mando”.

Así, parece que la fama de Lara y lo que dio de hablar aquella campaña de Marketing atrajo las miradas de personas que antes no sentían ninguna atracción por este mundillo. (Aunque hay muchos más motivos y de los que se podría hablar bastante tiempo sobre el por qué no había tantas mujeres interesadas en jugar como hombres).

Los productores y desarrolladores de Tomb Raider obtuvieron grandes beneficios y se pusieron manos a la obra para seguir explotando su creación, pero por supuesto no olvidaron nunca lo que les había hecho vender tanto y siguieron por el camino de publicitar la imagen de Lara. Así, en los siguientes títulos comenzaron a aparecer trajes para la protagonista (y por supuesto estaban los bañadores y vestidos sexys, pero también el bikini para las campañas de marketing). Las malas lenguas hablan incluso de que eran los propios distribuidores los que iniciaban o al menos apoyaban rumores que aumentaban las ventas, del tipo: existe un truco o un parche para jugar con Lara desnuda. Sin embargo, por otro lado había también cada vez más personas que disfrutaban simplemente de la calidad del título y de sus pequeñas mejoras en cada entrega, algo que suponía exigencias para futuras secuelas y que hizo ver que no bastaba con traer nuevos trajes y fotos de la chica, sino que también queríamos más diversión.





Lara sobrevivió a todo aquello y evolucionó con unas cuantas entregas, comics, adaptaciones al cine y un largo etcétera y se ha convertido finalmente en la chica superviviente y atormentada que se enfrenta a multitud de peligros en sus últimos títulos.






La evolución del juego por otra parte, ha seguido las modas y ha pasado a ser más lineal y cinematográfico.

¿Pero de qué iba?

En Tomb Raider tenemos una protagonista que busca tesoros a lo Indiana Jones pero con un montón de habilidades. Lara nada, salta, escala y dispara como nadie desde sus primeros juegos mientras esquiva trampas y resuelve puzles que le abren nuevos caminos. Sobrevive a derrumbamientos del escenario y a enemigos cada vez más complejos. Una aventura en tercera persona siempre entretenida y con una historia que la apoya y que ha ido cambiando como su heroína para adaptarse a los tiempos. 





¿Cómo me influyó Tomb Raider?

Muchos desarrolladores o aspirantes soñamos con crear nuestra propia Lara Croft y empezamos a diseñar juegos protagonizados por chicas aventureras (aunque como ya dije en mi caso fue Samus la que me despertó ese interés cuando se quitó el casco al final del Metroid de N.E.S)

Tomb Raider simplificaba algunas cosas en su primer título centrándose en los puzles y recurriendo a enemigos o escenarios simples y aquello era una buena influencia para un novato. Así que empecé a dibujar (a veces copiar de fotos) y desarrollar documentos de diseño centrados en esa idea y con una mujer como prota (aunque mi estilo de dibujo siempre fue mejorable :P), pero era aun joven e inocente, así que lo de crear un juego en 3D como aquel, estaba fuera de mi alcance y todo se quedó sobre el papel. 





Fueron aquellos tiempos una gran influencia, eso sí, que viene bien a día de hoy.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar