miércoles, 16 de enero de 2013

Juegos que me influyeron como desarrollador: Wario Ware

La serie de juegos de Wario Ware nos permiten disfrutar de un monton de minijuegos que duran unos pocos segundos y que tenemos que superar uno tras otro en secuencia, por ello, es una gran influencia para aquellos que amamos el diseño de juegos o que estamos aprendiendo a programarlos, e incluso a nivel visual, por la variedad que se encuentra en estos juegos.

Empecé a jugar a Wario Ware en la Game Boy Advance y fue cuando lo vi claro, aunque el aspecto general del juego no me atraia mucho, era una mina de oro de ideas y buenos hábitos para un desarrollador de juegos, y es que si dicen que para aprender a diseñar, programar, etc, la mejor forma es hacer el mayor numero de proyectos posible, minijuegos como los que vemos en este título, que apenas tienen segundos de duración, nos enseñan como plantearnos proyectos a muy corto plazo para poder hacer muchos y aprender a desarrollar los distintos géneros o a ser innovadores en la jugabilidad y el diseño.

Por otro lado no es ninguna perdida de tiempo un juego como este que, aunque casual, despierta muchas simpatias (tiene fragmentos de clásicos de Nintendo) y entretiene gracias a lo variado en su jugabilidad.

A veces antes de dedicarnos a desarrollar nuestras propias ideas necesitaremos “copiar” las de otros para aprender como se hacen las cosas más básicas (especialmente si somos programadores). Fijarse en los minijuegos de la saga de Wario Ware es altamente recomendable para tener un punto de partida con el que alcanzar nuestro objetivo de tener la capacidad, no solo de tener nuestras propias buenas ideas, sino de ser capaces de desarrollarlas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario