sábado, 10 de agosto de 2013

Diseño de juegos: Géneros – Juegos de cartas

Hablemos hoy de un género de videojuegos que es ideal para ilustradores que no tienen mucha idea de animación (porqué aquí los gráficos se mueven poco o nada), y es que además, los juegos de cartas esconden algunos subgéneros como pueden ser los de combate, de memoria o los tradicionales (usando cartas, claro).

Este género de videojuegos surge de los juegos tradicionales de cartas, tanto los diseñados para jugar en solitario como aquellos que muchos de nosotros disfrutamos con amigos alguna tarde de bar. La mayoría están hechos con la idea de que podamos echarnos una partida aunque estemos solos en casa, ya que el ordenador hará el papel de nuestros contrincantes.

Se pueden usar ilustraciones para las cartas o las clásicas figuras de la baraja Española, Americana, Japonesa… El caso es pensar en un gameplay interesante (o imitar alguno de los muchos que ya existen, incluso en el mundillo de la baraja física tradicional) para crear un proyecto que divierta a partir de las ya mencionadas cartas.

De Combate

Muy al estilo “rolero” solemos tener cartas con criaturas, robots o lo que sea, que se usan para atacar a las que tiene nuestro contrincante. Cada carta tiene unas características y requiere que se cumplan unas condiciones para poder ser desplegada. Hay cartas para atacar, para defenderse, para sumar o restar vida en cada turno y también algunas que debemos tener sobre el tablero para permitirnos sacar las otras.

Por ejemplo, imaginemos que tenemos un dragón que ataca cada turno haciendo 3 puntos de daño al oponente. Bien, pues para que no lo saquemos cuando nos dé la gana, es probable que primero tengamos que tener sobre la mesa una carta que nos proporcione una cantidad de magia que nos permita controlar dragones y otra que sea un controlador de dragones, para evitar que nuestra propia criatura nos ataque.



Tradicionales

El Solitario, Corazones, Poker… Nos podemos basar en las reglas de los juegos de toda la vida para hacer que nuestro ordenador compita contra nosotros o nos ayude a manejar la baraja virtual para hacernos pasar un rato divertido.


De memoria

Destapa una carta, destapa otra y, si el dibujo es igual, ¡acertaste! Si no, tendrás que recordar la posición de las imágenes porque vas a tener que buscar la pareja, de hecho tendrás que encontrar todas las parejas para ganar la partida. Haz memoria


Gameplay que se nos ocurra

Normalmente partiremos de algo inventado, pero podemos darle la vuelta para crear algo nuevo en lo que necesitemos cartas para jugar. Pueden ser juegos con números, con colores, con imágenes… Con un poco de imaginación podemos inventarnos un nuevo juego que tenga unas reglas divertidas y que se pueda crear en forma de videojuego, con la ventaja de que podemos hacernos un prototipo con una baraja que encontremos por casa y ver si funciona nuestra idea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario