lunes, 28 de abril de 2014

Aprender con videotutoriales

Siempre he preferido lo escrito, ya sea en forma de libros, o tutoriales en formato revista o PDF, donde podía ir a mi ritmo, volver a leer las cosas e incluso crear una biblioteca de consulta a la que acudir en busca de lo olvidado (tengo mala memoria) cuando lo necesitara. Sin embargo, últimamente he caído ante la moda de los videotutoriales con los que tanto le gusta aprender a la gente. Y es que es más fácil que te lean, te muestren en directo y te expliquen todo, pero bueno, también tienen la pega de que hay quien se va por las ramas y hace todo un poco aburrido.

Hay que tener cuidado con el material elegido cuando hablamos de formarse siguiendo videotutoriales (o videocursos), y es que youtube está lleno de canales explicando cientos de programas, motores de videojuegos o como hacer tal o cual cosa, cada uno a su manera, resultando en algunos casos muy útil y en otros todo lo contrario. Una persona puede dar consejos sobre lo que es para él/ella la mejor manera de resolver algo y no ser la más correcta o la más eficiente, así que todo lo aprendido no será siempre la mejor respuesta a nuestros problemas. (Aunque esto también pasa cuando te enseñan en cursos presenciales).

Por otro lado tenemos videos en academias, Webs de videotutoriales o cursos oficiales online, lo que parece una mejor opción para asegurarse de no perder el tiempo y aprender lo que necesitamos. Estos tienen el inconveniente de que son de pago, y en algunos casos no son nada baratos.

En mi caso he hecho bastantes cursos online y he curioseado por Webs con cierto reconocimiento como Gnomon, 3DMotive o GameInstitute (por nombrar algunas) donde se pueden comprar videos por unos pocos dólares o DVDs completos por algunós dólares más, para aprender desde lo más básico a técnicas avanzadas contadas por profesionales de la industria (o al menos eso nos prometen)

Esta forma de aprendizaje tiene sus ventajas y sus inconvenientes respecto a los tutoriales escritos. Por ejemplo es mucho mejor ver grabado por un profesor los sitios donde hacer click en el software que está utilizando para resolver una tarea, que seguirlo en las típicas capturas de pantalla estáticas. Sin embargo, en contra, tenemos que nuestra biblioteca de consulta ocupará muchos más Gigabytes y será bastante más complicado buscar en ella. Por otro lado, ambos formatos comparten la posibilidad de que el tutorial sea largo o poco útil para nosotros, por lo que tenemos que saber juzgar y decidir, de acuerdo a nuestro nivel de conocimiento y al tiempo de que disponemos para seguir aprendiendo, si mejor pasamos de ese material y buscamos otro que nos haga mejor servicio. Con el tiempo ya iremos eligiendo a nuestros autores/as favorit@s y mejorando. Además al final, cuando hay ganas de saberlo todo, uno en vez de decidir si es mejor aprender con videos o con textos, decide que quiere todo el material posible, en los formatos que sea, para ser cada día más sabio.


La captura es de la Web de GameInstitute

Por cierto, se me olvidaba comentar que, como siempre, el tema del idioma es importante. English everywhere

2 comentarios:

  1. Siempre he preferido los tutoriales por escrito y con fotos que en vídeo. Me permiten ir más "a mi ritmo", por desgracia cada vez hay menos. Y es que es mucho más fácil grabar en directo (con fallos incluidos) que redactar. De todas formas eso de los fallos también tiene su lado bueno al ver que nadie es infalible y que en los que he visto siempre han terminado corrigiéndolos (si no es en directo, ponen una nota).
    No sé, igual los videotutoriales con mejor medio pero simplemente estoy más chapado a la antigua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, en eso somos iguales. Pero como dices los escritos cada vez son menos (y en Inglés es más facil, al menos para mi, leer)

      Eliminar