jueves, 30 de enero de 2014

Juegos con estilo de un país

Hace un tiempo leí las declaraciones de un desarrollador Japonés (No recuerdo quien fue, lo siento) que comentó algo que me hizo pensar. Concretamente dijo que ellos tienen un estilo propio para crear videojuegos y que lo mismo pasaba con los norteamericanos, pero que el resto de occidentales copian esos estilos y no tienen uno definido para cada país. (Bueno las declaraciones no fueron exactamente así, pero más o menos.)

En el país donde resido, España, ¿Tenemos un estilo característico para los videojuegos así como lo tenemos en el cine o la música? ¡Por supuesto! sin embargo no sé si es muy importante. Por ejemplo, aunque el cine de aquí se reconoce fácilmente por el tipo de historias y su manera de narrarlas (y también porque se ven las calles características del lugar), no es un cine que guste a todos los de aquí. Hay buenas películas y otras no tan buenas y quizás esa debería ser la clave. Tal vez si tenga cierta relevancia de cara al exterior que exista un estilo que haga que nos reconozcan si queremos usarlo para nuestras creaciones. Realmente también ocurre que se reconoce un estilo para un cierto territorio dentro del país, o incluso para un director de cine concreto, y esto también puede verse en el mundo de los videojuegos.


¿Cuál podría ser el estilo español del videojuego? Hay muchos juegos hechos aquí que no lo parecen y, tal vez se podría pensar que hay que remontarse a la Edad de Oro del software español para encontrar videojuegos con marcado estilo del país, pero actualmente he encontrado un juego que creo que, aunque con matices, podría enmarcarse como Made in Spain fácilmente, aunque no supiéramos nada de su autor/autores. Estoy hablando de Unepic, que recientemente he adquirido para la consola Wii U. En él, hay una historia con humor típico de la tierra, aunque con muchas referencias frikis, eso sí, a series, juegos, comics o películas de fuera. Realmente se reconoce fácilmente como producto español y además tiene calidad, es entretenido, jugable e interesante. Así, en lo que se refiere a la forma de narración y el humor de este juego, se demuestra lo obvio, que cualquier país tiene suficientes referencias culturales propias como para no tener que imitar a otras zonas del mundo. (Aunque en España nos encanta beber también de otras culturas).


Quizás aquí nos sentimos más ciudadanos del mundo o no estamos tan orgullosos de ciertos aspectos de nuestra cultura como lo están los japoneses con sus dibujos Manga o los estadounidenses con sus Marines. Pero como todos en este mundo, tenemos a donde recurrir si queremos que en nuestro estilo se marque el lugar donde nacimos. Como otros habitantes del mundo podemos salir a la calle y fotografiar texturas de los buzones de correos y papeleras del país y crear un escenario donde se reconozcan nuestras calles o recurrir a nuestro sentido del humor, nuestra historia o referencias artísticas, pero por supuesto tenemos la libertad de que nuestra imaginación escape de nuestras fronteras para hacer un juego donde se hable otra lengua y el protagonista tenga nombre extranjero y además, tenemos también la libertad (que a muchos nos gusta) de no encasillarnos en un estilo con el que se nos reconozca (aunque para algunos es la mejor opción para venderse, y sería para reflexionar sobre ello, porque les funciona).

Disfrutemos pues de crear videojuegos con historias que se desarrollan en las calles del país que queramos y narran una historia con un estilo artístico que nos apetezca. Creemos nuestro propio estilo para ser reconocidos como desarrolladores o recurramos a nuestra cultura y referencias territoriales si queremos. Al final el mundo está globalizado y todos aprendemos de todos, siendo además lo más interesante, que tenemos muchas opciones para transmitir lo que nos gusta a los jugadores.

2 comentarios:

  1. (Aunque en España nos encanta beber también de otras culturas). Realmente, en España nos encanta beber y punto. :P
    EL Unepic es un gran ejemplo de producto Made in Spain, creo que ese humor zafio no se estila tanto en otros países.
    Sí, existe South Park por ejemplo, pero es un humor distinto y se nota. Es como si los chistes españoles te lograran hacer más cómplice de ellos que mero espectador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es sin duda Unepic un ejemplo de juego "de aquí". Se nota la distinción. :)

      Eliminar