miércoles, 12 de junio de 2013

Opinión: Los nuevos juegos "AAAA"

No, no sobra ninguna “A” en el título, se de sobra que los juegos se llaman de Triple A, es decir que tiene un presupuesto alto y, en teoría, un nivel de calidad también muy alto. Sin embargo, después de ver las conferencias del E3 de este año 2013 que acaban de terminar, se me ha ocurrido esta nueva forma de llamarlos, y es que hemos asistido en esta feria, a los títulos que se empiezan a presentar para las nuevas consolas, cuyos gráficos son espectaculares y nos hacen pensar a muchos desarrolladores pequeños el trabajo y equipo enormes que hay detrás de ellos. De hecho, hace poco leía una entrevista que hablaba sobre la situación actual de la industria en este sentido. “¿Es viable una industria donde para recuperar la inversión del producto que hacemos, obligatoriamente DEBE ser un superventas?” decían. Es algo que ha estado funcionándole hasta ahora a grandes empresas y que, supongo que si siguen apostando por este modelo, les seguirá funcionando en el futuro (aunque tengo algunas dudas sobre ello). Cuando ves algunos de los productos que se nos presentan, a veces, parecen enviarnos un mensaje de “ni lo intentes”. Si tienes un equipo pequeño, una empresa con 30 trabajadores o eres un desarrollador Indie, Ni intentes aproximarte a los títulos que van a empezar a salir en los próximos años porque, aunque tengamos Motores gráficos y multitud de herramientas que nos ayudan en el desarrollo, estos videojuegos tan potentes que nos presentan, necesitan una gran cantidad de contenido e inversión (porque además muchas de las mencionadas herramientas y motores hay que pagarlas).

Parece que, cada día más, nos vamos acercando a la situación en la que empresas pequeñas o medianas no pueden competir con las dos o tres grandes editoras, sino solo trabajar a su servicio y bajo sus normas. Que ahora muchos estaréis pensando “Ya estamos con la charla de siempre, ¿y las ventajas para el usuario? ¿Y lo bien que se ven?”

Lo reconozco. Algunas imágenes son alucinantes y los usuarios pueden “vivir” aventuras nunca vistas antes, metiéndose en la piel de personajes muy realistas, cuya expresión facial refleja emociones prácticamente vivas y moverse por entornos cambiantes, que se destruyen, que reaccionan a lo que hacemos en ellos y, además, con un guión muy cuidado en multitud de casos. Pero para llegar a esto, los juegos van a ser más caros y cada vez menos innovadores, por que las editoras han de irse a formulas que saben seguro que van a funcionar, ya que todos sabemos que no van a arriesgarse a perder dinero si pueden evitarlo (con lo que les gusta la pasta a muchos de los que trabajan en ellas…). Por otra parte está el tema de la jugabilidad, que ya he comentado muchas otras veces se está viendo cada vez más limitada y menos libre e interactiva (aunque por suerte aun se ven algunas pequeñas innovaciones en el Gameplay de muchos de estos juegos)

Para los desarrolladores, este aspecto tan realista y peliculero requiere contratar actores, capturas de movimiento del cuerpo y faciales, inversión en herramientas, motores de física y un largo etc, con los costes que esto supone. Así, ya no basta con tener una productora con 30 trabajadores, ni tan siquiera una grande con 300 o 400, sino que se está alcanzando la situación donde para ser competitivo se necesitan varios estudios en distintas partes del mundo con cientos de trabajadores colaborando en el mismo proyecto. Por poner un ejemplo que me hizo pensar, cuando vi la presentación pre-E3 de Konami, me llamó la atención como un equipo tan potente como el que tenemos en España con Mercury Steam, se me quedaba un poco pequeño ante todo lo que estaba viendo en otros videos de juegos. Lo vi como si la calidad gráfica se quedara corta en comparación, a pesar de que se lo bien que trabajan en ese equipo y el talento que tienen, y me hizo reflexionar sobre si un estudio de estas características podrá sobrevivir sin la ayuda de editoras y productoras (pertenecientes a dichas editoras) que colaboren con ellos e influyan en su trabajo.

Está claro que hay opciones alternativas, ya que por suerte existen mercados donde distribuir proyectos pequeños, medianos o indies, y público para todos ellos. Es como una segunda y tercera división para apasionados que luchan por hacerse su pequeño hueco y que a veces compiten con las grandes, intentando no ser absorbidos o manejados por ellas. Sin embargo, sabemos que en las mentes de los que manejan el dinero en esta industria existe un mundo maravilloso para ellos, donde aplastan a aquellos que pretenden hacerles la competencia o quitarles un poquito de mercado y harán todo lo posible para hacerlo realidad. Así, hemos visto en muchas ocasiones como empresas cuyo trabajo nos apasionaba como usuarios, acababan mal al ser compradas o “fichadas” y dejaban de brindarnos la calidad de siempre, e incluso que desaparecían en muchas ocasiones. Y es que hay tener cuidado con el éxito.


Así que, lo he dicho antes y lo seguiré repitiendo. No me gusta nada que esté entrando gente y dinero del mundo del cine y de Hollywood en la industria del videojuego; ni me hace gracia que ahora haya que pagar a actores, actrices y guionistas cantidades astronómicas para que aparezcan en el título de turno y luego se paseen por el E3 para hacer promociones con su imagen. No me agradan los presidentes de ciertas compañías que se mueven solo por la pasta y van comprando empresas de desarrollo, notas en las revistas especializadas e imponiendo su ley por donde quiera que pasan. Preferiría que se le diera menos importancia a la tecnología y a lo visual y el gameplay volviese a ser lo primero, dejando también algo a la imaginación del jugador. Creo que los videos y animaciones están bien como introducción a la acción pero tampoco hay que pasarse. Ya se que la última tecnología hace que las expresiones de los personajes sean jodidamente realistas, pero no hace falta que me las enseñen todo el tiempo, a veces también me gusta verle la nuca al prota por que estoy en plena partida y la cámara está donde me permite jugar. Y para terminar, me gustaría formar parte algún día de todo esto, y preferiría no verme obligado a cumplir las normas de una de las 3 o 4 grandes y que ellas decidan lo que hay que desarrollar, cuando sale a la venta, con qué precio, en que plataforma, etc.

Por favor que si se cargan algo, no sean mis amadas “segunda y tercera división del videojuego”.






4 comentarios:

  1. Por eso OUYA me parece un proyecto realmente interesante. Caben donde no caben los demás :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow panreyes, tu por aquí. Pues no se si has leido lo que hicieron con el stand que se montó OUYA en el aparcamiento de la feria del e3. Se lo taparon con camiones y como se cambiaron de sitio llegaron hasta a llamar a la poli..

      Eliminar
    2. Soy más lector que comentarista, no lo dudes, ando por aquí siempre pero como un fantasma xD

      No se cambiaron de sitio, sino que alquilaron los espacios que estaban delante del camión para poner un cartel bien llamativo xD

      La ESA, organizadores del E3, llamaron a la policía por tocar las pelotas. Y consiguieron lo que querían: Mucha gente se piensa que hubo algún tipo de problema y por eso fue la policía, cuando realmente no ocurrió nada.

      Al final la prensa contó lo que les salía de las pelotas, que están bien agarradas por Sony+Microsoft+Nintendo, como siempre.

      Eliminar
    3. Bueno, Nintendo en el E3 no pinta mucho, hace tiempo que no lo tiene muy en cuenta y creo que siempre se ha quejado un poco de como le trata la prensa Estadounidense (No se si con razón o no).

      La noticia no ha salido tan manipulada, si que contaron todos los medios que cuando vino la poli tenian todos los papeles y no paso nada, por lo que siguieron a lo suyo.

      De todas formas el E3 es un espectaculo muy de la industria. EA, Ubi, Konami, etc, seguro que tambien quieren quitarse competencia... Ahí lo que cuenta es presentar sus megajuegossupercarosdelaleche y que los medios que no tienen ni idea les digan lo bien que lo hacen.

      Eliminar