domingo, 2 de junio de 2013

Técnicas de guión aplicadas a videojuegos: En el bando opuesto

Es algo que se ve mucho en series o comics que tengan que ver con superhéroes. Hay una lucha de la raza humana contra otro tipo de seres con grandes poderes y habilidades. Uno solo de esos seres es capaz de exterminar a miles de humanos ¿Qué ocurre? ¿Está todo perdido? No, porque casualmente uno de ellos está en el bando opuesto. El de los humanos.

Habitualmente se usa algún factor diferenciador de este protagonista defensor de la facción contraria en una guerra y sobretodo algún motivo a nivel de historia para que este no siga a los suyos si no que esté con los otros. Un ejemplo es Blade, el cazador de Vampiros, que tiene cosas diferentes a los de su especie (es un vampiro pero puede ver la luz del sol) y motivos para matar a sus semejantes (venganza por convertir a su madre en vampiro cuando estaba embarazada de él).

Puede ser interesante también jugar al despiste con el espectador y no revelarle a que raza o especie pertenece el protagonista y que este empiece a hacerse preguntas. ¿Es un vampiro? ¿Es medio vampiro, medio humano? ¿Han hecho experimentos para modificar su estructura genética y que se parezca a la de los vampiros? ¿Es una sub-especie de vampiro?

¿Cómo lo aplicamos en videojuegos?

Normalmente en la historia o motivaciones del personaje. También para darle sentido a algo muy común en el mundo de los videojuegos como es tener un protagonista capaz de derrotar un montón de enemigos él solito. Sin embargo, también sería interesante usar esto en el gameplay:

Si tenemos un personaje sin demasiadas habilidades pero que va a ir evolucionando durante la partida y aprendiendo poderes nuevos (en forma de ataques especiales o movimientos que pueda realizar el usuario). Podemos dar pistas al jugador haciendo que los poderes que aprenda dicho personaje sean iguales o muy parecidos a los que haya visto en algunos enemigos durante la partida. Si los malos pertenecen a una raza extraterrestre que puede saltar 4 metros de altura, hagamos que el protagonista evolucione en una parte del juego y pueda saltar increíblemente alto. Con esto, y dar un motivo al personaje para ser capaz de enfrentarse a sus semejantes, seguro que podemos resolver una buena historia de la típica guerra por el fin de la humanidad. Que hoy están muy de moda los escenarios destruidos y las cosas que se rompen.

2 comentarios:

  1. Buena entrada,
    recuerdo en Quake 4 que no es que uno de los stroggs ayudase a los humanos, es que el prota (tú) eras capturado y te convertian en un strogg fisicamente, pero cuando iban a joderte la mente escapas... así que tienes el poder de los strogg, pero eres humano.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen ejemplo y además no tengo ni idea de la historia de Quake, asi que aprendo :P Saludos!

      Eliminar