lunes, 22 de diciembre de 2014

Aprendiendo de los maestros

Dedicar de vez en cuando algo de nuestro tiempo a copiar a los profesionales puede enseñarnos como resolvieron muchos problemas que nos encontraremos a lo largo de nuestra vida como artistas, especialmente cuando estamos empezando y necesitamos mejorar. Copiar no es malo si lo hacemos para aprender (Pero por supuesto no se debe hacer para ganar dinero con algo que no es nuestro). Resulta bastante útil, por ejemplo observar el modelado de personajes, escenarios, vehículos u objetos de profesionales de la industria del videojuego, especialmente si tenemos acceso a versiones Wireframe donde vemos como ordenó el artista los polígonos para dar la forma deseada.

En mi caso suelo practicar a veces observando detenidamente ilustraciones de otros artistas como pueden ser dibujantes de Anime y tratando de imitar su trabajo con las técnicas que están a mi alcance. En el caso de la imagen 2D que acompaña el post me encantaría decir a que serie y artista pertenece, pero no ha habido manera de encontrarlo. (Si alguien lo sabe y es tan amable de guiarme corregiré esta injusta situación). Con esto puedo fijarme en la forma de colorear, sombrear o iluminar una escena o dibujo y tomar nota como inspiración para futuros trabajos.


En el caso del modelado 3D, tener a veces acceso a arte conceptual de profesionales que ya han trabajado en videojuegos nos puede ayudar a entender cómo será nuestro trabajo cuando tengamos que convertir en un objeto 3D esas ilustraciones. Así lo hago en ocasiones y lo he hecho esta vez con un diseño de tren descartado para un juego de Zelda que he sacado del libro Hyrule Historia. (De momento solo publico el modelado, el mapeado y la textura quedan pendientes).


Recomiendo por tanto la copia para el aprendizaje (y también lo hacen en el Anime Shiro Bako de la que ya hablé en un post anterior), por supuesto respetando siempre los derechos de autor y tomando el ejercicio como un análisis minucioso de las técnicas, las formas y la sabiduría de personas que nos llevan años de ventaja en su experiencia con el mundillo.

La propia figura del asistente que aprende del profesional dibujante de comic para el que trabaja y acaba recibiendo su influencia, o del novato que empieza en un estudio y absorbe los conocimientos de los compañeros más veteranos que le rodean, nos da una pista de lo beneficioso que puede ser el estudio y aprendizaje de los maestros. Y por cierto que, aunque en este post me he centrado en ilustradores y modeladores, esto también es aplicable a todos los demás roles dentro del desarrollo. Programadores copiando código (pero entendiéndolo), animadores imitando a sus héroes de la animación, músicos tocando las canciones de su grupo favorito…

No hay comentarios:

Publicar un comentario