viernes, 9 de marzo de 2012

Realidad Aumentada. Crea tus propias aplicaciones

Realidad Aumentada. Crea tus propias aplicaciones nos presenta algo que esta muy de moda actualmente en el mundo de los videojuegos y que evoluciona y sorprende cada día más, y es que resulta realmente impresionante la primera vez que miras a la mesa del salon y, sin que haya nada realmente, si ves a través de la pantalla de la consola, empiezan a salir pequeños monstruitos que luchan entre si y lanzan rayos, o un dragon que amenaza con quemarte con su llamarada.

Evidentemente nada de esto es real, es un mundo de juego que se extiende a la realidad gracias a una tarjeta o una carta que indica a la maquina unas referencias para que sepa donde estaría el eje x, y o z en la imagen del mundo real que esta registrando la cámara en ese momento.

Así, si quereis saber más sobre este tema desde el punto de vista de un desarrollador recomiendo este libro, que es la traducción española de una versión americana titulada Prototyping Augmented Reality cuyo autor es Tony Mullen, y donde se usa software como Blender para modelar, Gimp para crear texturas y lenguajes de programación como Processing para poder hacer nuestros pinitos en el mundo de la Realidad Aumentada. Así, si un día nos contratan y nos vemos inmersos en un proyecto relacionado, ya podemos decir que tenemos algo de experiencia y no solo jugando, sino creando.


De paso es interesante aprender algo de modelado y animación en software libre como Blender o Gimp, e incluso conocer algunas técnicas de bakeo de texturas (bakeo es como falsificación, usando texturas, de luces o relieves, por ejemplo).

Por mi parte tendría que trastear un poco con esto, ya que mi experiencia con la RA se limita a unas partidas con las tarjetas que incluian la Nintendo 3DS cuando la compré y quizá algún concepto de diseño de juego que se me pudiera ocurrir mientras echaba la partida. Poco más que eso y ver en televisión el éxito que esta teniendo la empresa española Novarama en PSP y PS Vita gracias a esta tecnología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario