sábado, 31 de enero de 2015

Juegos que me influyeron como desarrollador: Kirby

De nuevo me toca hablar en esta sección de una saga completa más que de un solo juego, aunque como en los otros casos hubo un primer título que me marcó más. En el caso de Kirby, eran los tiempos dorados de la portátil de Nintendo, cuando apareció Kirby's Dream Land en Game Boy y también, posteriormente, una versión de NES titulada Kirby's Adventure que era mi favorita.


El primer Kirby presentaba a su personaje y una mecánica principal muy entretenida que consistía en aspirar para comerse a los enemigos, con la peculiaridad de que una vez los teníamos en la boca podíamos elegir entre tragar o escupirlos para arrasar con todo lo que teníamos por delante. Gracias a esto, Kirby podía medirse a enemigos mucho más grandes que el (y que por tanto no podía tragarse).

Este primer juego de plataformas tenía unos controles muy suaves y pequeños detalles que hacían al personaje muy simpático e interesante, sobre todo por sus animaciones, que le concedían ese aspecto de “fantasmita rosa” blandito con ojos que se hinchaba, se aplastaba, rebotaba contra las paredes o se inflaba al coger aire para volar hacia el cielo del nivel disparando después su aliento.


Como ya comenté al principio del post, Kirby no es el protagonista de un solo juego, sino de toda una saga en la que el personaje fue evolucionando y reclutando nuevos amigos y enemigos a lo largo de sus aventuras. En los juegos siguientes surgió la nueva capacidad de nuestro héroe de adquirir los poderes de algunos de los enemigos que se tragaba, haciendo que lanzara rayos, boomerangs, se transformara en roca, etc. Una mecánica divertidísima que, cuando fueron mejorando los gráficos en posteriores entregas, fue mejorada visualmente cuando añadieron brillantes animaciones de transformación del personaje cuando adquiría uno de los poderes.


Fuera del género de las plataformas también vimos triunfar a Kirby, como pasó con todos los personajes exitosos de Nintendo. Apareció en juegos de puzle u otros de “carreras-plataformas” en los que rodaba como una bola por el escenario, sin olvidar algún que otro pinball.



Otra de las evoluciones que han sufrido los juegos de Kirby con los años, ha sido, como es natural, la de su aspecto gráfico, moviéndose de su genial pixel art, con el que se creaban los primeros juegos en NES, Super NES o Game Boy, hacia las últimas creaciones como Epic Yarn, donde todo se ha dotado de un genial aspecto “lanoso”.



En definitiva una jugabilidad divertidísima con un protagonista que ha creado escuela y unas mecánicas sencillamente geniales, han hecho de la saga de Kirby una colección de juegos muy recomendables y de los que aprender mucho como desarrolladores.


2 comentarios:

  1. Sólo he jugado el de la 3DS pero me parece buenísimo, y me encanta cuando se ve bien el 3D (a veces me cuesta, como con los libros del "Ojo Mágico") y ves llegar un proyectil desde el fondo.
    Además los puzzles y desvíos para conseguir las estrellas son un poco complicados, no me parecen ninguna tontería aunque parezca tan infantil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kirby siempre ha sido una obra maestra incomprendida por algunos. Se puede aprender mucho sobre diseño de juegos analizando esta saga.

      Eliminar