domingo, 16 de mayo de 2010

Juegos para teléfono móvil


Mi vuelta al desarrollo de juegos vino por la oportunidad de colaborar con una empresa llamada Crustygames. Se pusieron en contacto conmigo y me pidieron que hiciera un poco de píxel art que aparecería en un juego para Nokia que nunca sería publicado. Una lástima. No tenía ni idea de hacer gráficos de un tamaño tan reducido, píxel a píxel y… tuve que aprender.

El juego era sencillo y no tenía mucho trabajo, pero nunca llegó a terminarse. Yo no tenía demasiado tiempo con la carrera de Diseño Gráfico que estaba estudiando. Además, me costó hacer el diseño del avión desde una vista isométrica.

Fue mi vuelta a los videojuegos después de un descanso para probar en el mundo de la música, aunque esta vez procuré continuar con ambas aficiones y, podía añadir a mi currículum como grafista el manejo de gráficos hechos píxel a píxel.

(Por cierto, el mago no tiene nada que ver con este juego, pero fue mi primer personaje en pixel art, para practicar)

No hay comentarios:

Publicar un comentario